Cómo podar un cerezo

De esta manera, todos los niveles tiene un número limitado de ramas, Los cerezos son unos árboles muy populares, tanto por sus exquisitas cerezas como por sus preciosas flores con tonos rosas y blancos.

Es el símbolo nacional de Japón, conocido como el sakura, cuando los cerezos comienzan a florecer en primavera, gente de todo el mundo acude a ver este regalo de la naturaleza.

Para conseguir un cerezo precioso la poda es un factor primordial, ya que se debe tener el árbol en unas condiciones perfectas para que florezca cada año, proporcionando frutos sabrosos.

Por ello, es importante saber cuándo se podan los cerezos y todo lo que necesitas saber sobre este proceso. ¿Comenzamos?

Cuándo podar un cerezo

Escoger bien la época de poda del cerezo es importante, bajo ninguna circunstancia debe hacerse en invierno, ya que la escasa actividad del cerezo provoca que la saliva circule en menor manera. Además, los cortes tardan en cicatrizar mucho más tiempo y en esta temporada es más propenso a infecciones y plagas de hongos.

Una vez dicho esto hay que marcar una diferencia entre dos tipos de poda del cerezo, ya que se realiza en distintas épocas según la razón de la misma, la poda de formación y la poda de fructificación. ¡Vamos a analizarlos en profundidad!

La poda de formación en el cerezo

La poda de formación debe realizarse entre los meses de febrero y marzo, se lleva a cabo sobre todo en los cuatro primeros años de vida del árbol.

Cómo su nombre menciona, con ella se consigue dar al cerezo una forma concreta, es decir, para que luzca un diseño en específico, las más comunes son las de pirámide y volumen.

Seguro que te preguntas cómo podar un cerezo en forma de pirámide, no te preocupes, la manera es sencilla.

Necesitas dejar alrededor de 80 centímetros del tronco principal para la primera poda, debes conseguir que salgan de 10 a 15 ramas laterales, distribuyendose estas en varios pisos.

Está forma es la más popular ya que consigue árboles de poca altura, con 3 metros como mucho pero con gran cantidad de frutos, haciendo fácil su recolección.

Y ¿cómo podar un cerezo para darle volumen? La manera para darle volumen al árbol se puede conseguir gracias a dos técnicas, la formación en vaso regular o en vaso reducido.

Con la primera se obtiene un cerezo de pequeño tamaño pero con una gran producción,  con tronco corto y ramas abundantes.

La segunda se consigue un cerezo de más tamaño, el tallo principal tienes que comenzar a despuntar a partir de los 50 centímetro para que comiencen a salir ramas laterales.

La poda de fructificación del cerezo

Está poda, conocida también como la poda de producción, es la más sencilla, el objetivo de la misma no es otro que mantener el cerezo saludable.

Se realiza cuando el árbol ya ha pasado los primeros 4 años, en función de los tipos de cerezos y una vez llevada a cabo la poda de formación es el momento de mantener este en las condiciones más adecuadas.

Obtener la cereza más sabrosa depende en gran parte a este proceso ya que su principal objetivo es mantener los frutos en buen estado.

Debes cortar las ramas que hayan crecido de manera excesiva, las secundarias y secundarias las tienes que despuntar ¡siempre después de haber recolectado las cerezas!

Si quieres unas cerezas de gran tamaño y más gordas tienes que cortar las ramas laterales que más yemas de flor tengan, de esta manera puedes disminuir la nueva producción de frutos pero mejorar las características de los que ya existen.

Cómo podar un cerezo joven

Si tienes un cerezo joven seguro que quieres saber cómo podar un cerezo pequeño para conseguir que crezca sano y en las perfectas condiciones.

Los cuidados de un cerezo joven son determinantes para la producción de frutos en el futuro, esto, le ayudará a tener unas condiciones idóneas para conseguirlo. Al estar en una edad temprana la poda del cerezo tiene que favorecer el paso de luz y de aire. 

¿Qué pasos tienes que seguir para conseguirlo? ¡Son sencillos, vamos a verlos!

  • Esterilizar los materiales

Antes de comenzar a podar es importante no saltarse este paso, al ser un cerezo joven es más fácil que pueda contraer alguna enfermedad debido a que las tijeras no estén esterilizadas. Para hacerlo puedes utilizar lejía disuelta en agua, con una proporción pequeña para no intoxicar al cerezo.

  • Podar el cerezo de la manera adecuada

Cuando hayas desinfectado los materiales debes cortar la parte superior del cerezo alrededor de los 60-90 cm. De este modo puedes controlar el crecimiento descontrolado de las ramas de tu árbol.

¡La época para podar un cerezo joven es importante! Tienes que hacerlo cuando el cerezo se encuentre inactivo, es decir, en los meses de otoño o invierno, con un ángulo de corte de unos 45º.

  • Al pasar un año poda con una forma escalonada.

Un año más tarde tienes que hacer pisos de ramas, en la misma época de reposo, es decir, en otoño o invierno tienes que podar las ramas más adecuadas. 

Estas ramas suelen ser las que crecen formando un ángulo de 45º con el tronco principal, debes cortarlas dejando un largo de 60 cm. 

  • Asegurate que cada rama principal tenga dos ramas secundarias fuertes y cuidadas. 
  • Al año siguiente crea un segundo escalón o piso

En la misma época al próximo año debes podar de nuevo, consiguiendo un segundo escalón idéntico al primero, con cada rama principal con dos secundarias. 

¡De este modo conseguirás el cerezo perfecto!

Cómo podar un cerezo viejo

Podar un cerezo joven es diferente a las medidas que tienes que tomar para podar un cerezo viejo, el mantenimiento del cerezo es distinto según los años que tenga el árbol. 

Cuando un cerezo es viejo se tiene que potenciar el crecimiento del mismo para conseguir unos frutos sanos y jugosos. 

Por lo tanto es imprescindible cómo podar un cerezo de tres años o cuatro, vamos a descubrir que debes hacer para mantener tu árbol fuerte. 

  • Esteriliza los materiales para prevenir enfermedades a tu cerezo. 
  • Conseguir que el cerezo crezca de manera horizontal

Después de 3 o 4 años, la creación de escalones deja de ser una prioridad, lo que debes conseguir ahora es que el árbol crezca de manera horizontal. Para ello, tienes que cortar las ramas para que crezcan hacia arriba. ¡Las horizontales producen más frutos que las verticales!

  • Elimina los frutos secos o las hojas marchitas

Esto debes hacerlo en la época inactiva del cerezo, no olvides en los meses que es oportuno realizarlo.

  • Poda los brotes de la base del cerezo.  

Es importante que cortes los brotes que crecen en la base del cerezo, de este modo conseguirás que la energía del cerezo se concentre en las ramas deseadas.

  • Sigue manteniendo la estructura del cerezo.

Cuidar la estructura es esencial para facilitar la entrada de luz solar y aire en el árbol.

  • Elimina las ramas cortadas de alrededor del cerezo

Los deshechos producidos al cortar las ramas pueden traer enfermedades y plagas, por lo tanto, te recomiendo que no los dejes alrededor del cerezo para prevenir enfermedades no deseadas.

En definitiva, saber cómo podar un cerezo es vital para conseguir que el árbol luzca precioso y conseguir que sea productivo cada año. ¡Disfruta de tu cerezo y de sus cuidados!

 

 

¿Quieres seguir descubriendo este blog?

Deja un comentario