Todo sobre la planta de Jade

 

La planta de Jade, conocida como Crassula Ovata o cómo la planta de la suerte, tiene un aspecto precioso y elegante por lo que es una de las plantas más utilizadas para la decoración de interiores. 

Gracias a su particular color y a la exuberancia de sus hojas, además de necesitar poco mantenimiento y cuidados por ser una planta resistente, se ha convertido en la favorita para muchos amantes de las plantas. 

Si quieres saber todo sobre esta planta, sigue leyendo esta guía práctica sobre la planta de jade, conoce todas sus características, las variedades que existen y todos los cuidados necesarios para conseguir una planta de jade preciosa y elegante ¡además de todos sus beneficios! 

Origen y significado del árbol de jade

El hábitat de la planta de jade es originario de Sudáfrica, aunque ha sido cultivada como planta de interior en Europa y América desde hace cientos de años ya que son duras y fáciles de cultivar. 

El jade es una planta muy especial en Asia, a lo largo de miles de años han utilizado el jade como la planta ornamental por excelencia. 

Es conocido como el árbol del dinero, en el continente asiático lo utilizan para atraer las energías financieras.

Está planta tiene hojas de un llamativo color verde, por ello, es símbolo de riqueza y prosperidad, sus hojas son muy parecidas a las monedas de jade Chino.

Además, en ocasiones se la confunde con la planta del dinero china debido a tener el mismo color verde brillante, además los cuidados y características de esta planta son muy parecidos a los del jade. 

Características del árbol de jade

La planta de jade se caracteriza por tener ramas gruesas y hojas con una textura carnosa, además, tiene un follaje verde abundante con forma ovalada que crece a partir de un tronco con numerosas ramas. 

Sus hojas son las encargadas de almacenar el agua y los nutrientes que necesita para vivir.

Las ramas suelen medir entre 3 y 7 cm y suelen crecer de manera opuesta al tallo, también, son árboles con poca raíz. 

Es una planta perenne que puede crecer hasta un metro de altura, destaca por el color verde brillante en su mayoría aunque sí es expuesto al sol durante largas temporadas puede obtener un color rojizo.  

Los tallos más jóvenes presentan un color más intenso y la misma textura en sus hojas pero al pasar los años van adquiriendo un tono más oscuro. 

Sí se tienen los cuidados necesarios y está en óptimas condiciones pueden producir preciosas flores de color blanco o rosa palo al comenzar la primavera. 

Estas características hacen que necesitan pocos cuidados por lo que es una de las plantas más utilizadas para interior, lo que las convierte en una elección excelente si estás empezando en la jardinería. 

Variedades del árbol de jade

Crassula Ovata Monstruosa, el árbol de jade más popular

Conocida popularmente como “Crassula Ovata Hobbit” o “Crassula Ovata Gollum” muy cultivada por los coleccionistas debido a la peculiar forma de sus hojas. 

Se caracteriza por tener un lento crecimiento y tan solo llegar a medir 50 cm de altura como máximo, cuando el árbol es muy joven es prácticamente imposible observar la presencia del tallo.

Las hojas de esta variedad de jade son el principal atractivo debido a su forma y color.

Con una forma de trompeta, que tiende a curvarse hacia los laterales y un color que varía según la luz que reciba, con tonos verdes muy intensos o incluso tonalidades púrpuras sí le da demasiado sol. 

Las flores en este tipo de planta de jade es complicada, tan solo puede llegar a ocurrir en plantas muy bien cuidadas y con varios años de vida.

Árbol de jade enano, la planta de jade bonsai «Portulacaria Afra»

Gracia a su apariencia en forma de árbol y a su sencilla poda y cuidados, esta planta es una de las preferidas para iniciarse en el arte japonés de los bonsais.

Este tipo de planta de jade es parecida a la de un bonsái debido a ser la variedad con menor tamaño del jade.

Para conseguir la forma característica de los bonsais tienes que ir podando progresivamente las ramas inferiores y crear de este modo un tronco robusto que permita a la planta crecer únicamente de manera vertical. 

Cuidados del árbol de jade

Si algo caracteriza al árbol de jade además de su apariencia es lo sencillo que es cuidarlo, gracias a ser una planta resistente y de rápido crecimiento con un bajo mantenimiento, esto, está fuertemente ligado a que sea una especie suculenta.

A pesar de ello hay una serie de mantenimientos básicos necesarios para el buen crecimiento del jade. 

A continuación te muestro los cuidados de este árbol de la fortuna ¡todo lo que necesita!

  • Escoge la maceta adecuada

Es importante que la cultives en una maceta adecuada, para ello es necesario que el material de la misma sea de barro o de arcilla.

Este tipo de material es idóneo para las plantas suculentas ya que drenan de manera eficaz los excesos de agua ya que este tipo de planta no permite los encharcamientos. 

  • Iluminación correcta

La planta de jade necesita bastante luz para crecer sana y formarse, por lo tanto lo mejor es ubicar la maceta cerca de una ventana por que le acceda luz durante varias horas al día. 

Sí le da luz de manera directa lograrás que las hojas cambien un poco de color, obteniendo los bordes de sus hojas un tono rojizo.

Son muchas las personas que este tono rojizo en los bordes les gustan ya que son mucho más decorativas, sí es tu caso, te recomiendo no exponerlo en las horas más fuertes del día, puedes cambiar su posición a una luz indirecta hasta que esté atardeciendo.

 Los excesos nunca son buenos, ten en cuenta que no soporta una iluminación directa continua.

  • Riego correcto para el árbol de jade.  

El riego es uno de los cuidados más importantes a tener en cuenta en la planta de jade, ya que no acepta un riego en abundancia. De hecho, el riego excesivo es la principal causa de muerte en el jade. 

Va a necesitar pocos riegos, ten en cuenta que el agua se almacena en sus hojas por lo que no es indispensable que se riegue de forma tan continua como otras plantas.

Por lo tanto, debes echar agua sólo cuando observes que la tierra esté seca, no solo la parte superficial si no la más profunda. Para ello necesitas hundir el dedo en la tierra, al menos hasta medio dedo. Sí sigue húmeda no riegues y si notas que ya está seco puedes regar, pero una cantidad controlada y justa ya que es más sano para la planta.

Deja el agua drenar en el plato de debajo de la maceta, una vez hecho esto vacía el plato para que no acudan mosquitos o insectos. 

  • Plantalo en el sustrato que necesita.

Las plantas de tipo suculento necesitan cultivarse en un sustrato un poco poroso, pero en el caso del jade, es mejor plantarlo en una mezcla que contenga tierra de jardín, perlita y arena gruesa a partes iguales y después añadir un poco de gravilla. 

Esto se debe a que se trata de una planta grande y necesita algo de espacio para crecer de la forma correcta, por lo que es mejor que haya variedad de tierra. 

  • Abono para la planta de jade

Durante la primavera y el verano te recomiendo aportar un extra de nutrientes a tu planta de jade para que crezca saludable. 

Es importante escoger bien el abono de este tipo de planta ya que hay que tener que hay que regar antes de abonar por que si lo haces al revés el agua se llevará el abono debido al tipo de sustrato que necesita.  

 

Utiliza abonos o fertilizantes orgánicos, por ejemplo el hummus de gusanos, incluso puedes prepararlos tu mismo. 

Cómo podar un árbol de jade

Es importante podar tu árbol de jade de manera regular para que crezca de forma compacta y luzca frondoso.

El procedimiento de la poda de la planta de jade es sencillo incluso puedes utilizar algunos de los elementos que cortaste para producir nuevas plantas.

Primero utiliza tijeras de poca poco afiladas y desinfectadas, inspecciona la base y las ramas para encontrar las zonas no saludables de la planta.

Por lo tanto, comienza eliminando las partes marchitas o secas ya que afectan a la salud general del jade.

Con tan solo podar estas plantas es suficiente para conseguir una planta de jade sana y que siga creciendo de manera correcta.

Por otro lado, sí a parte de sanear la planta quieres darle forma, puedes cortar algunas ramas y moldearlas a tu gusto, eso sí, sin cortar demasiado cerca del tronco.

Estos esquejes puedes utilizarlos para producir nuevas plantas jade, a continuación te muestro como hacerlo.

Reproducción del árbol de jade

El árbol de jade es un tipo de planta que tan solo necesitas comprar una vez en la vida, de una sola planta puedes obtener muchas más gracias a que son fáciles de reproducir

Puedes hacer esquejes de planta de jade de una manera sencilla y puedes optar por dos opciones distintas; cortar una punta de rama con varias hojas o bien cortar una sola hoja. ¡Descubre paso a paso cómo propagar la planta de jade!

Cómo propagar la planta de jade por esquejes

La propagación por esquejes es mucho más sencilla que por hojas, por ello te recomiendo este método para reproducir tu planta de jade. 

  1. Escoge bien donde vas a cortar el tallo para crear la nueva planta, obtén un esqueje de pocos centímetros con unas tijeras esterilizadas. 
  2. Deja que seque la lesión del corte, mínimo un día al aire, puedes colocar un poco de canela en polvo para proteger la planta de plagas o enfermedades mientras sana el corte.
  3. Cuando la marca del corte esté seca puedes plantar el esqueje de la planta de jade en el sustrato, utiliza una maceta de barro o arcilla de pequeño tamaño para que no retenga demasiada humedad. 
  4. Deja la tierra apretada y un poco húmeda con el esqueje situado en el centro y lo más recto posible. 
  5. Cuida que tenga una correcta iluminación y nunca con una luz directa. 
  6. No riegues de manera directa la planta del jade hasta que tenga raíces, utiliza un spray para humedecer un poco la tierra, al cabo de un mes el jade ya tendrá raíces bien establecidas. Ya tienes otra nueva planta de jade, sencillo ¿verdad?

Beneficios de la planta de jade según el Feng Shui

Las plantas de jade son populares por los beneficios que puede producir ubicandolas en el lugar correcto.

Es conocida como el árbol del dinero, por ello, es común verlas ubicadas en la entradas de numerosos establecimientos como restaurantes y tiendas.

Está asociada a la cultura asiática pero este simbolismo lo utilizan muchas más culturas que buscan la prosperidad en sus negocios.

Cuando se coloca en el suroeste atrae la suerte en el dinero y da energía a los negocios ayudando a producir más ingresos.

Muy vinculado el árbol de jade con la filosofía del Feng Shui , esta filosofía es el arte chino de crear equilibrio y armonía de energías dentro de un espacio y la planta jade es una de las más utilizadas para ello.

Colocar esta planta en las zonas del este fomentan la armonía familiar, la salud o la iniciación a proyectos o estudios.

En el sureste para la riqueza, en el oeste para la creatividad y suerte de los niños y en el noroeste para la suerte de los maestros.

Además de estos beneficios unidos a la fortuna tiene propiedades medicinales, sirve para curar virus o inflamaciones de muchos tipos.

Un cataplasma correctamente preparado puede impedir la infección de quemaduras o el jugo de la planta de jade aplicado sobre el labio puede prevenir el herpes labial. ¡Fascinante!

Ahora que ya sabes todo sobre las plantas de jade, sus cuidados y tipos estás listo para tener una preciosa planta de jade para decorar tus estancias de una forma llamativa y sencilla con su brillante color verde. ¿A qué esperas para plantar tu árbol de jade? ¡Disfrutalo!

 

¿Quiere seguir descubriendo este blog?

 

1 comentario en “Todo sobre la planta de Jade”

  1. Qué interesante lo de la planta de Jade enano, no sabía que servía para Bonsai ¿sus cuidados son iguales a los de los bonsai normales? Siempre he querido tener uno pero me parecía caro y difícil de cuidar

Deja un comentario